Confesiones de mal de amores que una hermanastra sabe comprender

Compartir:

0%

Cuando el chico se siente desolado porque le ha dejado la novia solo tiene a alguien con quién compartir toda esa furia y tristeza. Su bonita hermanastra mayor siempre está dispuesta a escucharlo y a continentarlo con mucho cariño y un buen abrazo. Pero esta vez algo ha sucedido que la chispa de la pasión ha saltado entre los dos, quizá que el chico le haya confesado que seguramente su falta de experiencia en la cama haya sido el motivo de su ruptura. Así que con ese hilo de conversación y la tetona hermanastra tratando de consolarlo cuando se quieren dar cuenta el chico está con la cara pegada a sus tetas turgentes y ella siente un escalofrío que le eriza los pezones.