Desmadre en el aula de un colegio de monjas

Compartir:

100.00%
0%

Que gran idea tuvo la madre superiora cuando introdujo en el plan educativo de aquel año una materia de educación sexual para las chicas. El problema es que igual no escogió muy bien el profesor que debía impartir las clases. Un tío maduro y guapo que revolucionó hasta la última hormona femenina que había en la clase. Ellas se pusieron tan cachondas que entre todas asaltaron al tío y le bajaron el pantalón para ver crecer un enorme pene. Entre todas se turnaron para cabalgar esa polla y correrse encima.