El profesor de gimnasia en casa tiene las manos largas y los pantalones muy cortos

Compartir:

0%

Siempre quiso hacer ejercicio pero con los estudios y el trabajo no tenía tiempo, así que esta chica busca en internet y encuentra una web de profesionales a domicilio. Le daba cosa que un desconocido fuera a su casa pero a la vez también mucho morbo. Además el entrenador personal que fué era un tío maduro pero muy atractivo y fuerte. Todo empezó con unos ejercicios de calentamiento en el suelo del comedor, pero ya empezó a sospechar cuando vió que el tío no llevaba calzoncillos y su enorme pene asomaba bajo los shorts.