La chica de 18 añitos se vuelve loca con la polla grande y dura del profesor

Compartir:

0%

El profesor de educación física es un tío de barba, moreno y de brazos fuertes que trae de cabeza y tiene revolucionadas a todas las chicas del instituto. Pero hay una bella y traviesa jovencita que tiene todos los números para conseguir tener algo con él. Desde el primer día el intercambio de miradas entre los dos de complicidad y deseo es constante pero todavía no se ha atrevido la jovencita a dar el primer paso. El último día de clase se lanza y le deja una nota con su número de teléfono a lo que el profesor no tarda en actuar. Ella lo invita a su casa porque está sola y allí en su cuarto puede conversar con él de lo que siente y las ganas de que tiene de besarlo y comerle todo. Cuando descubre el pene grande y rico del maduro profesor la colegiala se vuelve loca de contenta y disfruta de una follada bestial.