Pareja chantajeada por el propietario de la casa

Compartir:

0%

El dueño del apartamento donde vive la feliz joven pareja es un cabrón usurero que no perdona un alquiler. La habían rogado al tío que les diera tiempo a saldar sus deudas pero no tuvieron mucha suerte con el oportunista pervertido. Los fue a visitar por sorpresa y les amenazó con echarlos del piso si no les ofrecían nada a cambio. La joven rubia estaba muy buena y el maduro de barba no dejaba de mirarla con lo que el novio se enfadó mucho por sus insinuaciones. Pero la chica con tal de salvar su relación y no perder el alquiler asintió con un poco de pena y accedió a comerle la polla al veterano. Como el chico no dejaba de gritar, el arrendatario cabrón lo maniató y le puso un esparadrapo en la boca para que viera como se follaba a su joven novia.