Tetona inmobiliaria hace lo que sea para vender una propiedad

Compartir:

0%

La vida de una agente inmobiliaria es muy estresante porque su sueldo a fin de mes depende de las ventas que consiga. Así que por eso sueles ver vendedoras de pisos mujeres y normalmente están bien macizas. Esta madurita tetona usa sus evidentes encantos para encandilar a  posibles compradores masculinos y si es necesario no le importa hacerse la interesante y provocarlos con sus mareantes curvas. Esta vez consigue la super venta de un chalet, gracias mayormente a la tremenda follada con el cliente que al final se acaba corriendo sobre sus enormes tetas.