Una buena clase de spinning para empezar el día con mamis latinas

Compartir:

0%

Que suerte tiene este joven entrenador personal del gym con la cantidad de mamis que van a sus clases de spinning. Se ve que les gusta porque es un coach que da mucha caña en sus clases y las hace sudar de lo lindo, pero principalmente es porque el chico de coleta es una motivación para ellas que se lo devoran con los ojos. Y hay una mamá latina muy jamona que es la afortunada del día, ejercitando sus piernas y glúteos sobre la bici estática el joven entrenador aprovecha que está detras del resto para quitarle el tanguita y meter su lengua entre sus carnosas y firmes nalgas. Al finalizar la clase y cuando el resto de muejeres ya se han ido la mamá recibirá con agrado la gran polla del chico clavada en su culazo.